¿Qué hacemos?

La Fundación Cultural Federico Hoth, A.C., institución privada sin fines de lucro, que se funda en el año 2000, y cuya presidenta, la maestra María Elena Frade creó un proyecto para este trastorno, denominándolo: “Proyectodah”© (Frade, Maria Elena, 2003). Dada la multimodalidad que requiere la atención del TDAH, la base epistemológica de esta iniciativa es la teoría general de sistemas, en el que se pueden generar cambios a través de ciertas modificaciones de un nodo sin tener que incidir inicialmente en todo el sistema, para a partir de ese abordaje modificar de manera positiva todo el sistema en favor de quienes padecen el TDAH (Frade, Laura 2014, p12). Lo que se traduce en que todos y todas aquellos que participan en su detección, diagnóstico, tratamiento y atención sean educados al respecto.

Para que se dé ese cambio, hay que sensibilizar y educarse acerca del problema. Por ello se toma necesariamente a los más preocupados, a los que sufren el problema y, en este caso se comienza con los padres de familia, ya que, aunque es el niño quién padece de este trastorno, son los padres los que en primera instancia resienten los efectos de los problemas que los síntomas arrojan, cosa similar a otros padecimientos mentales, donde el enfermo es quién se percata posteriormente de su propio padecimiento.

En este contexto, se informa a la población por medio de invitaciones, a los padres de familia de una escuela y cuando hay padres de un niño con problema de TDAH se les canaliza a grupos de apoyo, llamados “GADAH (Grupos de Apoyo para el Déficit de Atención y la Hiperactividad)”, en los que siempre se da la empatía pues el sentimiento es el mismo ante la dificultad que se vive. Entonces los cambios son inmediatos pues el hecho de estar en un contexto en donde se es uno más y no uno diferente a los demás, abre y mueve al cambio que se da por medio del conocimiento en la mente, corazón y significado. A través de la retroalimentación entre iguales, recuperan el equilibrio y de esta manera se integran las familias de una forma proactiva y no reactiva. A estos grupos entran todos aquellos que estén preocupados por sus hijos y que de alguna manera tengan algún problema de atención o de hiperactividad.

La segunda línea de acción del Proyectodah consiste en hacer “Redes de para el Déficit de Atención y la Hiperactividad (RADAH)”. Es decir, para diagnosticar a una persona con TDAH, ya que a veces se necesitan de muchos estudios que no están al alcance de la población en general, por lo que para ayudar a minimizar el impacto económico que esto causa, la fundación hace alianzas y redes sociales con médicos tratantes que cuenten con los elementos científicos que puedan ayudar a resolver este problema; y aquí se muestra por qué el problema es de todos, por lo tanto todos debemos de ayudar, ya que de no ser detectado y resuelto a tiempo se dan consecuencias sociales que a todos afectan: robos, adicciones, embarazos no deseados, accidentes, bajo rendimiento escolar, bajo rendimiento laboral, violencia doméstica, etcétera.

La tercera línea de acción, es la “Enseñanza y Capacitación para el Déficit de Atención y la Hiperactividad (ECADAH)”, que es la que resuelve el cuello de botella derivado de la falta de cobertura de profesionales de salud y educación, y consiste en capacitar a los profesionales que por ahora son muy pocos. En esta capacitación entran tres tipos de profesionales:

  1. Los maestros de escuela que aprenden a manejar la diversidad en la unidad, pues de lo contrario se deshace su plan de clases y además evitan caer en la descalificación de las personas, pues aprenden a ver el contexto y no buscan una causalidad lineal.
  2. Los psicólogos se capacitan en el buen manejo del síndrome pues en la preparación de la licenciatura no reciben la suficiente enseñanza, además de que curricularmente este conocimiento corresponde a unaespecialización.
  3. Los médicos especializados, que de por sí son insuficientes, de ahí que se propone capacitar al primer nivel de atención.
  4. Finalmente, capacitar también a todos aquellos profesionales que tengan que ver con la salud, como por ejemplo lastrabajadoras sociales, enfermeras, etcétera.

La cuarta línea es la “Investigación Aplicada para el Déficit de Atención e Hiperactividad (IADAH)”. Si las personas que atienden este problema son insuficientes, también lo es la información que se tiene acerca de este síndrome, pero desde la intervenciónsocial y educativa, por ello además de medir las implicaciones psicológicas, neurológicas, neuropsicológicas, psiquiátricas, educativas y sociales que conlleva, se investigan las soluciones viables y factibles que favorezcan a las personas y a sus familias.

Compartir...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Grupos de apoyo a padres de familia

Enseñanza y capacitación para profesionales

Articulos recientes