¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los problemas de salud mental con mayor frecuencia en la población infantil. El TDAH es un padecimiento neurobiológico que se caracteriza principalmente por la inatención, impulsividad e hiperactividad; síntomas que afectan la calidad de vida de las personas que lo padecen y se complica más cuando no se detecta y maneja a tiempo.

Este padecimiento es más frecuente en hombres que en mujeres, en una proporción de 3 a 1 y afecta a lo largo de la vida a niños, adolescentes y adultos.

¿Qué es el déficit de atención e hiperactividad?

Existen 3 presentaciones:

Es la dificultad de sostener la concentración y se manifiesta en la dificultad para hacer las tareas o trabajos, no los terminan, interrumpen lo que hacen, no observan los detalles, no escuchan, tiene dificultad para organizarse, pierden sus cosas constantemente o se olvidan de las actividades que tienen que realizar.

Los síntomas de acuerdo al DSM-5 son (a menudo):

  1. No presta atención suficiente a los detalles o comete errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o durante otras actividades (ej. Presta demasiada atención o pierde detalles del trabajo, el trabajo es inexacto).
  2. Tiene dificultad para mantener la atención en tareas o actividades de juego (ej. Tiene dificultad para mantenerse concentrado durante lecturas, conversaciones o largas lecturas).
  3. Parece no escuchar cuando se le habla directamente (ej. Parece que su mente esta en otro lado, incluso ausente o con distracciones obvias).
  4. No sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos u obligaciones en el lugar de trabajo. (ej. Inicia tareas, pero rápidamente pierde la concentración y se desvía fácilmente).
  5. Tiene dificultad para organizar tareas y actividades (ej. Tiene dificultad para manejar las tareas secuenciales, tiene dificultad para mantener sus pertenencias y objetos en orden , el trabajo es desorganizado y sucio: tiene mala organización del tiempo, falla al querer cumplir plazos).
  6. Evita, le disgusta o es renuente a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (ej. Tareas escolares o domésticas, para los adolescentes y adultos, el completar o elaborar informes, formularios, la revisión de documentos largos).
  7. Extravía objetos necesarios para sus tareas o actividades (ej. Lápices, material escolar, libros, herramientas, carteras, llaves, papeles, gafas, teléfonos móviles).
  8. Se distrae fácilmente por estímulos externos (para los adolescentes y adultos, puede incluir pensamientos no relacionados).
  9. Se olvida de las actividades diarias (ej. hacer las tareas ,hacer mandados; para los adolescentes mayores y adultos regresar llamadas pago de facturas y llegar a sus citas).

La hiperactividad se caracteriza por que la persona responde a los estímulos del medio ambiente de manera constante. Esto conlleva a un exceso de movimiento sin control, sin finalidad, ni conciencia del mismo, es decir, las acciones no necesariamente están dirigidas a fines concretos y productivos, por lo regular se realizan en situaciones que no están socialmente permitidas.

La impulsividad implica la dificultad de controlarse y se pude manifestar de diferentes formas como lo es actuar antes de pensar, imprudencia, realizar conductas sin plan, iniciar acciones y no lograr detenerse. (Proyectodah 2009).

Los síntomas de acuerdo al DSM-5 son (a menudo):

  1. Mueve en exceso manos o pies o se retuerce en el asiento.
  2. Abandona su asiento en situaciones en las que se espera que permanezca sentado (ej. deja su lugar en el salón de clases, en la oficina o cualquier otro lugar de trabajo o en otras situaciones que se requiere permanecer en un lugar).
  3. Corre o salta en situaciones en las que no es adecuado ( Nota: En adolescentes o adultos puede limitarse a sentirse inquieto).
  4. Son incapaces de jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
  5. Siempre esta como si estuviera “en marcha” actuando como impulsado “por un motor” (ej. no puede estar quieto por tiempo prolongado, como en restaurantes o reuniones; pueden ser percibidos por otros como inquietos o con dificultad para seguir.
  6. Hablaba excesivamente.
  7. Precipita una respuesta ante una pregunta que no ha sido totalmente formulada (ej. completa oraciones de la gente, no puede esperar su turno en la conversación).
  8. Tiene dificultad para esperar su turno (ej. mientras espera en una fila).
  9. Interrumpe o se inmiscuye en otras (ej. Se inmiscuye en conversaciones, juegos o actividades, puede empezar a usar las cosas de los demás sin pedir o recibir el permiso, para los adolescentes y adultos pueden invadir y apoderarse de lo que otros están haciendo).

Es la dificultad de sostener la concentración y se manifiesta en la dificultad para hacer las tareas o trabajos, no los terminan, interrumpen lo que hacen, no observan los detalles, no escuchan, tiene dificultad para organizarse, pierden sus cosas constantemente o se olvidan de las actividades que tienen que realizar.

Los síntomas de acuerdo al DSM-5 son (a menudo):

  1. No presta atención suficiente a los detalles o comete errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o durante otras actividades (ej. Presta demasiada atención o pierde detalles del trabajo, el trabajo es inexacto).

  2. Tiene dificultad para mantener la atención en tareas o actividades de juego (ej. Tiene dificultad para mantenerse concentrado durante lecturas, conversaciones o largas lecturas).

  3. Parece no escuchar cuando se le habla directamente (ej. Parece que su mente esta en otro lado, incluso ausente o con distracciones obvias).

  4. No sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos u obligaciones en el lugar de trabajo. (ej. Inicia tareas, pero rápidamente pierde la concentración y se desvía fácilmente).

  5. Tiene dificultad para organizar tareas y actividades (ej. Tiene dificultad para manejar las tareas secuenciales, tiene dificultad para mantener sus pertenencias y objetos en orden , el trabajo es desorganizado y sucio: tiene mala organización del tiempo, falla al querer cumplir plazos).

  6. Evita, le disgusta o es renuente a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (ej. Tareas escolares o domésticas, para los adolescentes y adultos, el completar o elaborar informes, formularios, la revisión de documentos largos).

  7. Extravía objetos necesarios para sus tareas o actividades (ej. Lápices, material escolar, libros, herramientas, carteras, llaves, papeles, gafas, teléfonos móviles).

  8. Se distrae fácilmente por estímulos externos (para los adolescentes y adultos, puede incluir pensamientos no relacionados).

  9. Se olvida de las actividades diarias (ej. hacer las tareas ,hacer mandados; para los adolescentes mayores y adultos regresar llamadas pago de facturas y llegar a sus citas).

La hiperactividad se caracteriza por que la persona responde a los estímulos del medio ambiente de manera constante. Esto conlleva a un exceso de movimiento sin control, sin finalidad, ni conciencia del mismo, es decir, las acciones no necesariamente están dirigidas a fines concretos y productivos, por lo regular se realizan en situaciones que no están socialmente permitidas.

La impulsividad implica la dificultad de controlarse y se pude manifestar de diferentes formas como lo es actuar antes de pensar, imprudencia, realizar conductas sin plan, iniciar acciones y no lograr detenerse. (Proyectodah 2009).

Los síntomas de acuerdo al DSM-5 son (a menudo):

  1. Mueve en exceso manos o pies o se retuerce en el asiento.
  2. Abandona su asiento en situaciones en las que se espera que permanezca sentado (ej. deja su lugar en el salón de clases, en la oficina o cualquier otro lugar de trabajo o en otras situaciones que se requiere permanecer en un lugar).
  3. Corre o salta en situaciones en las que no es adecuado ( Nota: En adolescentes o adultos puede limitarse a sentirse inquieto).
  4. Son incapaces de jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
  5. Siempre esta como si estuviera “en marcha” actuando como impulsado “por un motor” (ej. no puede estar quieto por tiempo prolongado, como en restaurantes o reuniones; pueden ser percibidos por otros como inquietos o con dificultad para seguir.
  6. Hablaba excesivamente.
  7. Precipita una respuesta ante una pregunta que no ha sido totalmente formulada (ej. completa oraciones de la gente, no puede esperar su turno en la conversación).
  8. Tiene dificultad para esperar su turno (ej. mientras espera en una fila).
  9. Interrumpe o se inmiscuye en otras (ej. Se inmiscuye en conversaciones, juegos o actividades, puede empezar a usar las cosas de los demás sin pedir o recibir el permiso, para los adolescentes y adultos pueden invadir y apoderarse de lo que otros están haciendo).

Compartir...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email