Ser hiperactivo no es cosa de niños

 


Cotidianamente los padres de familia se preocupan por la salud y rendimiento físico y escolar de sus hijos, ¿pero que pasa si son ellos mismos los que padecen TDAH y no lo han descubierto? O ¿viven con la creencia de que este síndrome desaparece posterior a la adolescencia?.

Diversos estudios hoy confirman que más del 50% de los niños que tuvieron TDAH en la infancia continúan en la etapa adulta presentando los síntomas esenciales.

Si bien es cierto que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad se presenta en edades tempranas (lejos del desconocimiento e incredulidad ante su existencia), lo más preocupante es no detectar el TDAH en la infanciaporque, en muchos caso, se incrementa la presencia de este padecimiento en la etapa adulta o adolescencia.

Los resultados del NationalComorbiditySurveyReplication (NCS-R) indican una prevalencia del TDAH en adultos del 4.4% (Kessler y cols., 2005), la mayoría de este porcentaje no cuenta con un diagnóstico de este padecimiento.

La premisa es que el adulto con TDAH manifiesta los mismos síntomas que el menor con dicha característica (inatención, impulsividad e hiperactividad), sin embargo, la proporción no es similar, recordemos que la hiperactividad disminuye con la edad.

Es decir, muchas de las manifestaciones de la infancia cambian en su presentación y son erróneamente atribuidas a situaciones de estrés, carga laboral constante o algún malestar físico (momentáneo).

Sin embargo, se hacen presentes también problemáticas en el rendimiento académico, la convivencia social y familiar, el fracaso escolar y laboral, aumento de riesgo de abuso de sustancias (tabaquismo, alcoholismo o drogas), problemas legales, y accidentes vehiculares (en su mayoría).

En este sentido, en la etapa adulta el paciente con TDAH presenta dificultad para mantener la atención, les cuesta organizarse y priorizar sus actividades. Su hiperactividad se produce en mayor medida con inquietud, movimientos en manos y pies constantes, así como no tener control para hablar.

Tomar decisiones precipitadas, realizar acciones de forma impulsiva, escasa tolerancia a la frustración, así como su desesperación ante situaciones donde deba esperar son características predominantes durante esta etapa

“Las personas adultas con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad son desatentas, desorganizadas y olvidadizas, pierden cosas, faltan a sus citas, dicen cosas sin pensar (lo cual les trae problemas en sus relaciones interpersonales), no alcanzan metas ni pueden organizar una agenda, a menos que tengan características obsesivas”, explicó la Dra. Silvia Ortíz León, Psiquiatra Infantil, al hablar sobre el tema: Manejo del estrés y ansiedad en adultos con TDAH, impartido en las instalaciones de Proyectodah.

En esta situación, las dificultades sociales, trastornos de ansiedad, problemas de enojo e ira, depresión, trastornos de sueño, entre otros son predominantes en los adultos no diagnosticados. Es precisamente donde encontramos la relación de estas comorbilidades que están presentes en la vida cotidiana de un adulto con TDAH.

Particularmente si hablamos de estrés y ansiedad podemos partir de que: El 25% de las personas que padecen TDAH presenta problemas de ansiedad. Por esto hablamos de la presencia de miedo o preocupación que se presenta sin explicación precisa. Mientras que el estrés surge al presentarse cualquier situación o pensamiento que genere en el individuo un sentimiento de frustración, furia o de igual forma, ansiedad; como reacción natural.

Los efectos del estrés y la ansiedad parecen depender de la frecuencia, intensidad y duración del evento, de la situación en que éste tiene lugar, de los recursos personales y ambientales del individuo y, de manera muy importante, del significado que se le de al evento”, indicó la Dra. Ortíz.

Por tanto, las personas adultas que presentan TDAH cotidianamente manifiestan ansiedad ante los sucesos en los que han experimentado decepción o fracaso. Así también, se cuestionan constantemente sobre sus acciones futuras.

Pero ¿Qué causa ansiedad y estrés en personas con TDAH?

• Sentirse diferente al resto de las personas

• Autocrítica severa “me comporté bien”

• Se sienten observados y criticados por otros.

• Timidez o aislamiento social.

• Pueden surgir pensamientos obsesivos al intentar no cometer errores relacionados con el TDAH.

¿Cómo controlar esta situación?

Aplicar técnicas de intervención involucra en primer momento realizar varios pasos:

- Identificar los pensamientos negativos, identificar las causas, ser consiente de las sensaciones físicas

-Enfrentar la situación, utilizar técnicas de relajación (liberar tensión en tu cuerpo, respiración)

-Autoelogio, distracción de pensamientos negativos, autoenunciados positivos o de motivación, pensar soluciones posibles

-Establecer y cumplir los horarios de trabajo y descanso

-Buscar ayuda profesional y médica si es necesario

Entonces, para los adultos con TDAH, es importante establecer maneras saludables y divertidas de hacerle frente al estrés y ansiedad. La organización del tiempo es una herramienta útil para evitar situaciones complicadas.

Resulta efectivo el uso de estrategias como:

-Usar etiquetas o separadores de documentos

-Uso de agendas y listados de pendientes permite dar un seguimiento eficaz a las tareas o actividades

-Clasificar y usar notas de colores diferentes según sea la actividad

-Utilizar un calendario de tiempo destinado a actividades laborales e incluso de esparcimiento

Por otro lado, el uso de medicamentos juega un papel determinante, según se requiera, para regular la atención y actos impulsivos. Sin embargo, se debe considerar la existencia de comorbilidades que acompañan al TDAH, como las ya señaladas. Siendo así necesaria la combinación de fármacos y por consiguiente, la supervisión médica en todo momento.

Aunado a esto, se ha demostrado la funcionalidad del tratamiento con terapias cognitivo conductuales que ayuden a identificar oportunamente situaciones que lleven a la pérdida de control, para saber como implementar estrategias correctas para cada persona.

Si requieres más estrategias para el manejo del estrés y ansiedad en adultos con TDAH asiste a los talleres para adultos realizados por Proyectodah. Más información: info@proyectodah.org.mx