TDAH: Comunicación efectiva entre padres y docentes

 


Para los padres de familia, la salud física y mental de sus hijos es prioritaria en todo momento; y es crucial el instante en que identifican características y conductas riesgosas o no comunes en su proceso de desarrollo.

En este panorama, el acudir a un especialista resulta la primer acción para atender estas situaciones. Después de diversos estudios clínicos, se encuentran con un diagnóstico particular ¿TDAH?

El proceso de aceptación es complicado y en muchas ocasiones impera la negación. Sin embargo, los padres deben encaminar acciones para evitar en los niños un deterioro en casa, en la relación con sus pares y en su desarrollo académico. En este sentido, es recomendable que busquen información y se capaciten sobre el tema.

En el TDAH, un buen tratamiento requiere psicoeducación por parte de los padres, los médicos, el paciente y los profesores; aunado a la medicación si el caso lo requiere. Esto es reconocido como intervención multimodal conformada por el involucramiento de técnicas de manejo de conducta, el acompañamiento farmacológico, y por supuesto el apoyo escolar.

Consideremos que dentro de la etapa académica, la escuela es el lugar donde el niño pasa la mayor parte de su tiempo y esparcimiento. El desarrollo óptimo del alumno con TDAH requiere un impulso y entendimiento óptimo por parte de sus profesores.

Los padres son los encargados de externar al cuerpo docente, de forma oportuna, las necesidades y particularidades de sus hijos.

¿Qué necesitan los docentes y padres para comunicarse efectivamente?

• Crear un canal de comunicación eficaz requiere que el docente conozca y se informe sobre el TDAH a través de fuentes fidedignas y con rigor científico (últimas investigaciones), que le ayuden a identificar las particularidades del niño y saber cómo actuar para su desarrollo óptimo.

• Comprometerse a trabajar en equipo y con cada uno de los actores significa una labor de sensibilización hacia los docentes y viceversa.

En este entendimiento, la Psic. Paulina Romero dentro del Taller TDAH: Comunicación efectiva entre docentes y padres de familia describe las siguientes para lograr una comunicación eficaz entre docentes y padres de alumnos con TDAH:

-Establecer un tiempo determinado para hablar de la situación del alumno

-Elegir un espacio adecuado para conversar sin interrupciones ni estímulos que interfieran en el entendimiento de la situación a tratar.

-Enfocarse en las acciones destacables del niño (no se debe saturar de quejas)

-Eviten enjuiciar las habilidades de crianza de los padres

-Transmitir a la familia empatía e interés por que su hijo empiece con estrategias de modificación de la conducta.

Hablar desde mi YO

Entender el punto de vista de quién habla requiere atención e interés no sólo en lo que el otro verbaliza sino en atender sus movimientos, expresiones, necesidades, etcétera.

En este sentido tanto los padres como los docentes pueden externar sus ideas, sentimientos o dudas al otro emitiendo palabras de refuerzo e interés (comprendo, entiendo, acepto…), demostrar empatía (gestos), parafrasear (verificar lo que el otro dijo) y finalmente, resumir o comunicar hasta que punto fue comprendido el mensaje (entonces, estoy entendiendo que…)

Estructuración del mensaje

“Su hijo no puede guardar silencio” ------ “Cuando su hijo interrumpe las clases me siento presionada y me gustaría me apoyará en manejar esta situación con el”.

La Psic. Paulina Romero señaló que el proceso de comunicación entre padres y docentes debe ser asertivo: Transmitiendo nuestro punto de vista con respeto, aceptando diferencias de opinión, expresiones directas y adecuadas, manteniendo un contacto constante a los ojos de la otra persona, una modulación de voz fluida, y principalmente, desarrollando mensajes en YO.

Para tal efecto, las siguientes herramientas sirven de apoyo para los docentes puedan generar cambios en la forma de expresión de ideas y acciones asertivas en los alumnos:

• Uso de agenda o calendarios: Elemento para ayudar a los alumnos y docentes en la planificación de tareas, trabajos, actividades, fechas de evaluación, recisión de trabajos, etcétera.

• Reuniones periódicas: Programar reuniones con los padres de familia y con el propio alumno significa establecer un espacio específico para hablar, (en la escuela, en videoconferencia, por teléfono) temas concretos a tratar, la expresión de fortalezas o habilidades del niño antes de las problemáticas que está presentando, las soluciones posibles que se pueden generar para así lograr un plan de acción conjunto por los involucrados. Al término, los acuerdos que concreten deben estar incluidos en una minuta que comprometa a las partes.

• Informes casa escuela: Es un reforzamiento de las actitudes del alumno dentro del salón de clases. (semana_____ completó el trabajo en clase____respeto a sus compañeros____)

Finalmente, la autoestima del niño con TDAH puede mejorar o verse afectada por los docentes y sus padres. En este sentido, orientarlos, animarlos y respetar sus actitudes reforzará su confianza en sí mismos, mientras que le ayudará a identificar y evaluar sus errores.

Si requieres más estrategias para el manejo del estrés y ansiedad en adultos con TDAH asiste a los talleres para adultos realizados por Proyectodah. Más información: info@proyectodah.org.mx