No eres tú, es el TDAH.

no esres tu, es el TDAH

Por Rebecca Pano

La vida en pareja es una dinámica que el ser humano experimenta en alguna etapa de su vida. En México, según el INEGI seis de cada diez mexicanos mayores de 15 años están casados o viven en unión libre. Por lo que las complicaciones que tengamos en una relación es tema importante para la mayoría de los mexicanos.

A veces creemos que si una relación se basa en la comprensión, lealtad, aceptación, apoyo, sinceridad y amor todo marchará sin problemas. Sin embargo la convivencia en pareja también es un trabajo de todos los días que involucra intercambio de acuerdos, organización y toma de decisiones tanto económicas como familiares.

Y todo esto sólo pensando en pareja promedio. Ahora, ¿Qué pasa en una relación cuando uno de los dos tiene TDAH?

Para las personas que conocemos la forma en el que el TDAH puede afectar la vida de una persona, la primera palabra que se nos ocurre es: CAOS.

Lo cierto, es que los comportamientos y problemas de una pareja que padece TDAH son semejantes a los de cualquier pareja, sin embargo, se dan con más frecuencia e intensidad lo que puede provocar mayor conflicto.

Recordemos que en los adultos con TDAH:

• Los síntomas de hiperactividad e impulsividad se interiorizan, mientras que la inatención aumenta.
• Tienden a ser impulsivos en sus pensamientos y frecuentemente no reflexionan antes de hablar o actuar, diciendo o haciendo cosas de las que luego se arrepienten.
• No prestan atención a los detalles, ni a lo que se le dice, ni al transcurso del tiempo.
• No miden las consecuencias, ni en los excesos.
• No cumplen con metas establecidas al no poder planificar.
• Se distraen y aburren fácilmente, no pueden retener la atención en conversaciones.
• Tienen poca tolerancia a la frustración y a la espera.
• Hablan mucho y no escuchan a los demás.
• No saben sistematizar tareas y les desespera la rutina, por ejemplo: pueden olvidar consultas médicas no cuidar sus hábitos de alimentación.
• No tienen control de sus finanzas y gastan más por impulso.

Ahora trasladémoslas a situaciones cotidianas de la vida en pareja con el fin de localizar el problema. Hagan una lista en pareja y dialoguen al respecto.

• “Se le olvido recoger a los niños de la escuela”
• “Olvidó pagar las cuentas”
• “Nunca encuentra las llaves y llegamos tarde a las reuniones familiares”
• “Se despierta en las noches y no me deja dormir”
• “Parece no escucharme cuando le hablo”
• “Le pido que me ayude con una labor del hogar y no la hace”
• “Gasta más de lo que podemos en cosas innecesarias”
• “Evade las responsabilidades”
• “No se despega de la computadora y no ayuda en la casa”
• “No termina las cosas”
• “Es muy desordenado(a)”
• “Sus respuestas son muy explosivas y por momentos parece irritado”

Nota: Todas estas características tienden a presentarse en mayor o menor grado en las personas con TDAH y son manifestaciones de la inatención, la hiperactividad y la impulsividad. Sin embargo debemos ser objetivos y saber si estos problemas surgen por el TDAH o sólo es una mala relación de pareja.

La falta de entendimiento en la pareja puede generar un ambiente tenso, donde los dos se sientan molestos. El miembro de la pareja que no tiene TDAH por lo general se siente lastimado e incomprendido, en ocasiones puede sentirse enojado y con gran cansancio al no sentir el apoyo de su pareja.

¿Qué podemos hacer?

Debemos de tener en cuenta que todas las parejas tienen problemas, tengan o no TDAH. Lo importante es la aceptación de estos conflictos y el interés de las dos partes por resolverlos.

La Dra. Silvia Ortiz nos habla de la importancia de desarrollar la empatía como habilidad social. Es importante ponerse “en los zapatos del otro”. Esto nos ayudará a no magnificar los problemas. No es lo mismo que no te escuchen por falta de interés a que no te escuchen debido a un problema de inatención ¿verdad?

La comunicación en una relación es muy importante, siempre debemos hablar claramente sobre lo que nos molesta de la otra persona para llegar a un acuerdo o solución.

En el caso de parejas con TDAH existen varias estrategias, que pueden ayudar a evitar conflictos en la pareja.

• Tengan un calendario en común en un lugar visible donde marquen las actividades de cada quien.
• Recurran a alarmas o recordatorios para las cosas más importantes.
• Sean organizados, en la cocina, recamara, ropa, etc. Esto les ayudará a no perder tiempo.
• Establezcan una rutina e intenten respetarla al máximo.
• Hagan listas de actividades o de compras.
• Muestren una cooperación mutua y no dejen la carga de trabajo en una sola persona.
• Sean comprensivos.
• Valoren las habilidades del otro, elogien los logros y cambios de conducta.

Por último la Dra. Ortiz nos dice: El TDAH no es un pretexto para justificar un comportamiento inapropiado. No justifiquemos con el TDAH nuestra mala relación en pareja.

La Dra. Silvia Ortiz León es Profesora titular del curso de especialización de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia. Facultad de Medicina de la UNAM, México.

Si quieres mayor información sobre estrategias para la relación de parejas con TDAH asiste al taller: Tú, tu pareja y el TDAH. info@proyectodah.org.mx

Compartir...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados

La actitud de los padres frente al TDAH.

La actitud de los padres frente al TDAH.

En cuanto al TDAH re refiere muchos especialistas han abordado acertadamente la forma como se…
Herramientas tecnológicas para los niños con TDAH.

Herramientas tecnológicas para los niños con TDAH.

Usualmente el Trastorno por Déficit de atención e Hiperactividad (TDAH) es un padecimiento que se…