Etiología del TDAH.

Etiología del TDAH

Psic. Pamela González España

Evidencia científica afirma que actualmente el “Trastorno por Déficit de Atención” presenta un origen multifactorial, lo cual quiere decir que diversas condiciones aumenta la probabilidad de desarrollar este padecimiento. Algunos de estos factores son de origen neurobiológico y otros ambientales. A continuación, enlistaremos los principales hallazgos que influyen en su desarrollo; es importante mencionar que estos descubrimientos son aproximaciones al estudio de su origen, por tal motivo es necesario resaltar que dichas aportaciones no son concluyentes; puesto que al ser humano es un ente bio-psico-social que en sí mismo presenta una diversidad de interacciones tanto filogenéticas como ontogenéticas.

Herencia

Los hallazgos encontrados en investigaciones con familias, niños adoptados y hermanos gemelos han demostrado que los factores genéticos juegan un papel muy importante en la transición del TDAH. Se ha encontrado que entre 10 y 35 % de los familiares cercanos a los niños con este diagnóstico tienen una alta probabilidad de padecer  esta condición (Bauermeister, 2014). Por otra parte, los estudios con gemelos proveen evidencia de que el comportamiento  hiperactivo y la inatención tiene una alta probabilidad de transmisión de gemelos idénticos (mismos genes) que los ge4melos fraternos (comparten la mitad de los genes) y/o hermanos no gemelos. Por último, se han identificado al menos 9 genes que pudieran contribuir al desarrollo del padecimiento; entre ellos están involucrados la producción y asimilación de la dopamina (Soutullo y Díez, 2007).

Complicaciones per, pre y pos natal

Se ha visto que las dificultades antes y durante el parto pueden provocar lesiones en el tejido cerebral. Algunas de las que se han identificado son: infecciones provocadas por bacterias toxicas en el torrente sanguíneo, retención de líquidos y un nivel anormal de proteínas en los niveles de orina en las madres (Bauermeister, 2014). Por otra parte, partos muy prolongados o cortos al igual que el nacimiento prematuro o el bajo peso al nacer, contribuyen al desarrollo del TDAH. Sin embargo tampoco debemos de pasar por alto los accidentes que cualquier niño puede experimentar, tales como caídas, golpes en la cabeza, fiebres elevadas, infecciones como meningitis y la desnutrición grave; que se convierten en factores de riesgo, los cuales pueden repercutir significativamente en el desarrollo de un niño, presentando sintomatología parecida al TDAH.

Estructura y actividad eléctrica del cerebro

Investigaciones han conformado que existe una diferencia significativa en el tamaño de diferentes regiones cerebrales; donde se ha encontrado una reducción de cerca del 5% en el volumen del cerebro y otra del 10 al 12% en las estructuras cerebrales ligadas a la autorregulación del comportamiento. Entre ellas encontramos a las regiones de la corteza pre frontal, relacionadas con la coordinación de habilidades cognitivas ligadas a la planificación, almacenamiento de información y la ejecución de respuestas; los ganglios basales, cerebelo y cuerpo calloso para el control y procesamiento de información en función de una conducta más adaptativa. Por último, se ha identificado un rezago en el desarrollo de la corteza pre frontal, el cual juega un papel muy importante en las funciones ejecutiva y la autorregulación (Bauermeister, 2014).

Desbalance o deficiencia química

Algunas investigaciones sugieren un desbalance de algunas sustancias químicas en el cerebro llamadas neurotransmisores, cuya función es el envío de información entre neuronas, estas sustancias se encuentran en diferentes partes del cerebro. Se cree que, al existir una deficiencia en una de estas sustancias, la región del cerebro en la que el neurotransmisor opera puede verse dañada o presentar problemas en su funcionamiento. Los neurotransmisores que hasta ahorita se han identificado con el TDAH son: dopamina, serotonina y norepinefrina (Ruiz Y Sauceda, 2012).

Familia

En este punto es importante resaltar que la interacción familiar juega un papel muy importante en la adquisición y reforzamiento de conductas, ya que el primer contacto social experimenta el niño. Por ello, es importante que los padres manejen un canal de comunicación fluida, al igual que un estilo de crianza abierto, flexible y colaborativa, ya que esto dará apertura a la confianza, empatía y soporte; los cuales son los pilares para el manejo emocional de los niños y/o adolescentes, evitando factores de riesgo que puedan predisponer al hijo/a hacia conductas de riesgo que compliquen al tratamiento y/o la elación familiar.

Referencias

Bauermeister, J. (2014) Hiperactivo, Impulsivo, Distraído. ¿Me conoces?: Guis swl déficit atencional (TDAH) para padres, maestros y profesionales. Estados Unidos: THe Guilford Press.

Soutullo, C. y Díez (2207). Manual de Diagnóstico y Tratamiento del TDAH. Madrid: Médica Panamericana.

Ruíz, M y Sauceda, J.M. (2012). Trastorno por Déficit de Atención a lo largo de la vida. México: Editorial Alfil.

Te invitamos a conocer de este y otros temas visitando nuestra página:
www.cerebrofeliz.org
Contáctenos: (55) 5339 5065 y (55) 5339 5936.

Compartir...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados

La actitud de los padres frente al TDAH.

La actitud de los padres frente al TDAH.

En cuanto al TDAH re refiere muchos especialistas han abordado acertadamente la forma como se…
Herramientas tecnológicas para los niños con TDAH.

Herramientas tecnológicas para los niños con TDAH.

Usualmente el Trastorno por Déficit de atención e Hiperactividad (TDAH) es un padecimiento que se…