Maltrato infantil y TDAH

 


Escrito por Rebecca Pano

Como padres, muchas veces nos cuesta trabajo hablar de maltrato infantil, pareciera ser un tema tabú y entre menos sepamos de él, mejor. Sin embargo, es necesario aceptar que el maltrato infantil se da de manera frecuente, también es necesario aprender a reconocerlo, detectar las causas del maltrato y corregir nuestra conducta.

En un estudio realizado por Unicef se encontró que en el mundo 275 millones de niñas y niños son víctimas cada año de violencia en sus hogares. Existen varios tipos de violencia la cual no necesariamente es física, también puede ser una cuestión psicológica, emocional, social, por negligencia o abuso sexual.

Lamentablemente, los niños que padecen TDAH corren mayor riesgo de sufrir maltrato debido a que existe un mayor esfuerzo por disciplinar o controlar a los niños hiperactivos, impulsivos o inatentos. Recuerda que gritar, insultar o ignorar también pueden ser una forma de maltrato y afecta el autoestima de los niños.

Mas del 50% de los adultos, mujeres y hombres, piensan que es normal usar el maltrato contra los menores de edad como forma de educación y castigo.

Sin embargo, el Dr. Oscar Sánchez en la conferencia TDAH y Maltrato infantil impartida en las instalaciones de Proyectodah, menciona que no se debe de confundir disciplina con maltrato.

Causas del maltrato en niños con TDAH

A pesar de que el maltrato infantil es un problema multicausal, siendo las causas más comunes: la desintegración familiar, la violencia entre los padres, entre otros. Es un problema que puede afectar a cualquier clase social, no importando nivel económico o de educación.

Existen tres factores determinantes presentes de manera simultanea en el maltrato, el Dr. Oscar Sánchez nos habla acerca del triangulo del maltrato:

- Niño especial.

- Adulto frustrado por la dificultad que implica tener un niño especial.

- Evento específico, casi siempre detonante del maltrato.

- Niño especial.

En el caso de un niño con TDAH, sabemos que mientras no exista un manejo adecuado de los limites y una estructura familiar fortalecida, los síntomas se intensificarán (moverá en exceso pies o manos, no atenderá a tareas que requieran esfuerzo sostenido, se precipitará en sus respuestas, etc.) ocasionando un ambiente de tensión y ansiedad a su alrededor y malentendiéndose como una falta de respeto o desobediencia ante la autoridad de los padres.

- Adulto frustrado por la dificultad que implica tener un niño especial.

En el caso de los padres, es natural que a la llegada de un hijo fantaseamos sobre cómo queremos que sea y se comporte, sin embargo, hay expectativas que no se cumplen creando una frustración que más tarde se podría convertir en maltrato.

La realidad es que no hay hijo ni padre perfecto y debemos aceptar a nuestros hijos como son y ayudarlos a destacar las fortalezas de cada uno. Un niño con TDAH que cuenta con el apoyo de sus padres y destaca sus habilidades tendrá un mejor autoestima y se esforzará por comportarse correctamente.

- Evento específico, casi siempre detonante del maltrato.

También conocido como “la gota que derrama el vaso” si analizamos las situaciones en donde existe maltrato notaremos que los eventos que lo generan son sencillos y cotidianos, inclusive absurdos por lo que es importante mejorar las condiciones tanto del niño como del adulto para evitar estas conductas impulsivas de las que la mayoría de las veces nos arrepentimos.

¿Qué podemos hacer?

El maltrato es una falta de opciones al no saber que hacer, sin embargo hay una gama de cómo educar, disciplinar y ayudar a un niño con TDAH. Infórmate sobre el trastorno y el tratamiento multimodal que se debe seguir, la psicoeducación, las estrategias conductivo-conductuales y crea una red de apoyo con los especialistas: psicólogos, pedagogos, neuropsiquiatras, etc.

La información es pieza clave para evitar el maltrato infantil en casa.

Si quieres mayor información sobre las conferencias o talleres de Proyectodah, Escribe a: info@proyectodah.org.mx