La importancia de jugar con tus hijos con TDAH

 


Escrito por Psic. Kryssia Lizama Flores

Constantemente podemos escuchar que con el uso de la nueva tecnología, los juegos electrónicos ayudan al desarrollo de la atención o concentración en los niños. Sin embargo, muchas veces prestamos poca importancia a los beneficios del juego libre en cualquier niño, en específico si tiene TDAH.

Las personas tienden a pensar que el juego es un descanso para el cerebro, podemos pensar que con el juego nos estamos relajando, y en realidad varias cosas importantes están sucediendo en el cerebro cuando se juega. El juego afecta al cerebro en varias formas que tiene resultados fundamentales a lo largo de nuestra vida.

¿Porque es el juego tan importante?

Un recién nacido tiene cerca de dos millones de células cerebrales cuya conexión todavía no está desarrollada y va a continuar su evolución después del nacimiento. La gran mayoría del crecimiento cerebral ocurre en los primeros 5 años de vida. En este sentido, el juego necesita conexiones cerebrales que influirán en la memoria, aprendizaje, regulación emocional, es decir, la inteligencia social en los años venideros. Veamos la importancia de estos beneficios:

En el aprendizaje y la memoria: Se realizó un experimento con ratas; a un grupo les dieron un ambiente enriquecido de juego (túneles, ruedas y otros juguetes), mientras que a otro grupo estuvo en un espacio reducido sin juguetes. Dos meses después, las ratas con el ambiente enriquecido tenían 50,000 células cerebrales en el hipocampo comparadas con el otro grupo de ratas. El hipocampo es crucial para el aprendizaje y la memoria, un ambiente enriquecido de juego con lugares por explorar es importante para los niños.

Regulación emocional: El participar en juegos (especialmente 30 minutos antes de la hora de dormir) reduce los problemas para dormir de los niños y evita la aparición de la depresión en niños y adultos.

La inteligencia social: el juego fomenta el desarrollo de un área del cerebro llamado córtex orbitofrontal y se vincula con otras partes del cerebro que desempeña un papel importante en la toma de decisiones. Con la libertad que viene con este tipo de juego (el juego libre), los niños tienen la oportunidad de ser más selectivos en sus decisiones. Los compañeros de juego ayudan a los niños para aprender a tener respuestas más adecuadas. Cuando el adulto juega con el niño, convierte esto en un “momento de enseñanza”, así el niño puede entender las expectativas sociales.

Todos estos aspectos favorecen en suma a los niños con TDAH ya que a través del juego estamos trabajando su área social, emocional, entre otras que se ven afectadas en este trastorno.

¿Es lo mismo el juego con los padres que con sus compañeros de edad?

Existe un mayor beneficio cuando los padres juega con su hijo ya que este le puede contribuir más a las habilidades del niño, a darle estructura a las primeras interacciones sociales; también, pueden ofrecerle al niño juegos más variados, situaciones que sus mismos pares no podrán enseñarle.

Aspectos a considerar cuando juguemos con los niños:

- Recordemos observar, escuchar, hablar, entender y dar soporte al niño en cualquier juego que desee empezar.

- Asegúrate de que haya una mutua interacción durante el juego, como una conversación, pero asegurándote de no intervenir constantemente.

- Foméntale que explore el ambiente y las sensaciones del mismo a través del juego o los juguetes.

- Deja que sea el quién decida con que o a que quiere jugar y durante el tiempo que lo desee.

- No le explique cómo funciona el juguete (niños pequeños) deja que sean ellos quiénes descubran cómo funcionan.

- Cuando estés en el juego trata de ser un colaborador para el niño no un competidor del juego

- Y no olvides sonreír, reír y hacerlo reír. El juego es para divertirse y para disfrutar de ese tiempo juntos.

Referencias:

Narvaez, D. (31 de marzo de 2014). Obtenido de https://www.psychologytoday.com/

Narvaez, D. (8 de abril de 2014). Obtenido de https://www.psychologytoday.com/

Más información sobre este tema: info@proyectodah.org.mx